COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TFNOS: +34635574330

viernes, 11 de diciembre de 2009

PURIFICAR LA CASA

PURIFICAR LA CASA EN "NAVIDAD"
Aprovechemos que estamos en Navidad para purificar cada sitio.
Cada ambiente de la casa se impregna de los pensamientos de sus habitantes.
Los pensamientos negativos que el hombre dirige hacia sus semejantes permanecen en el ambiente, uniendose a los de otros hombres.
En la ciudad, como pulpos de multiples tentáculos, existen las formas de pensamientos más brutales: el egoísmo, los celos, el odio, etc.
Estos mounstros son visibles para el vidente, y así como la contaminación ecologica embrutece la naturaleza, la contaminación siquica ensucia las mentes.
Cada ciudad tiene un carácter propio, un modo de pensar especial hecho a imagen y semejanza de sus habitantes.
En el mundo no existen dos ciudades iguales, cada una tiene su sello y muchos de nosotros, al desplazarnos a otros sitios, hemos tenido este tipo de percepciones y sensaciones.
En algunas ciudades se respira calma, tranquilidad y serenidad, en tanto que en otras domina la agitación y la violencia.
Algo parecido ocurre con los barrios, cada zona refleja los pensamientos de sus habitantes; el barrio elegante, el que goza de mala fama, los populares, etc.
En cada barrio existe un pensamiento tipo formado por los pensamientos de sus habitantes.
En las casas ocurre lo mismo, aunque sea a pequeña escala.
En cada una, el ambiente, los muebles, los objetos, se impregnan de todos los pensamientos que emiten las personas en cada instante.
En las casas en las que reina la serenidad, la paz y el entendimiento se respira un aire de sentimientos genuinos que enriquecen y relajan.
Por el contrario, en aquellas casas en las que se disputa, se grita, se blasfema, se maldice contra todo y contra todos, el ambiente está lleno de negatividad, de tensión y de rabia.
Las personas sensibles advierten inmediatamente estas sensaciones, hasta el punto de que en algunas casas es imposible quedarse, ya que las fuerzas negativas provocan un verdadero malestar.
La purificación del hogar, de la oficina, del laboratorio, etc., se realiza para eliminar o alejar con un acto mágico todas las permanencias negativas que impregnan el ambiente.
Entre el pueblo, paralelamente a la bendición pascual, se han difundido los diversos ritos mágicos, algunas veces oficiados por los magos del país, para alejar el "mal de ojo" o las entidades maleficas de una casa.
Otras veces, los rituales los realiza la persona más anciana de la familia o el cabeza de familia.
En ciertos lugares, existe la costumbre de purificar la casa utilizando fórmulas mágicas precisas para entrar en sintonía con fuerzas sobrenaturales.
Otro sistema popular empleado para alejar la negatividad consiste en encender tres velas blancas, cada una de ellas con tres cruces.
Cada día se debe añadir una vela, hasta llegar a un total de nueve.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...